Testimonio Magalis Cueto

Es una bendición de Dios el permitir que esta fundación haya sido creada con la iniciativa del Pbro. Antonio Villavicencio, el cual coordina esta gran familia integrada por un grupo de hombres y mujeres de nuestra comunidad del Seibo, siento que lo hacen de una forma desinteresada.

Un Paso Por La Vida me ha ayudado de una forma eficiente, por medio de aportes económicos (Dinero), orientación y alimentación, es una ayuda con la cual no contaba porque pensaba que a mi no me iba a llegar, pero recibí la satisfacción de que antes de solicitarle ellos y ellas se acercaron a mi por medio de la Sra. Yennis Sánchez a través de una llamada telefónica.

Pienso que aunque haya otras fundaciones y patronatos, esta familia de enfermos necesita muchas personas solidarias. El cáncer es una enfermedad que no discrimina y que cualquier ser humano puede tenerla, por eso, debemos decir: ‘SI SE PUEDE’ y asistirla y hacerla suya.

Como hay un pasaje en la Biblia que dice: ‘No solo de pan vive el hombre’, esto lo digo porque para mi el dinero y la comida no es lo mas importante de esta institución, sino la ayuda espiritual que recibimos en un momento difícil de nuestra vida y de nuestra familia donde necesitamos orientaciones, consejos y fortaleza de las personas que nos rodean y con ellos las tenemos.

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

Verificación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.