Por qué insistir en la prevención?

27B9AEAE-48D2-427C-A625-28A47E844838.jpg__460__390__CROPz0x460y390Pese a que los casos nuevos de cáncer de mama aumentan cada año, especialmente los heredables, es posible prevenir la enfermedad, afirma el oncólogo cirujano Bernardo Santana

En los últimos cuatro años, el cáncer de mama ha desplazado al cáncer de cuello de la matriz como la principal enfermedad oncológica que afecta a la mujer dominicana.

Al hacer la observación, el cirujano oncólogo Bernardo Santana, jefe de servicio del área de cabeza y cuello del Instituto de Oncología Dr. Heriberto Pieter y jefe de Cirugía del Centro Médico UCE, señala que solo en el Instituto de Oncología se registran más de 500 casos nuevos de cáncer de mama cada año.

Aclara, sin embargo, que es difícil dar una cifra exacta de los casos registrados anualmente porque en el país no existe lo que se llama el “registro nacional de tumores”.

“Como no existe -lo que es una deficiencia del Ministerio de Salud y del sistema de salud dominicano-, no podemos tener una estadística altamente confiable para decir que hay mucho más de 500 casos nuevos por año, porque esa es la experiencia del Instituto de Oncología, pero desconozco por ejemplo, la experiencia de Santiago y de otros centros. Es como las epidemias”.

Esta cifra es suficiente, apunta, para entender que son muchas las personas afectadas y que el cáncer de mama se ha convertido, por tanto, en un problema de salud que urge atender.

La buena noticia es que se trata de una enfermedad que, así sea hereditaria, se puede prevenir.

((Cáncer de seno

Buscando las causas
Son múltiples y muchas no conocidas, de ahí que los médicos prefieran decir que hay factores de riesgo desencadenantes de la enfermedad, entre ellos factores hereditarios, personales y de ambiente.  Personas con padres, hermanos y tíos con cáncer; mujeres con una menarquia (regla) temprana, una menopausia tardía y aquellas que tuvieron el primer hijo después de los 34 años o que simplemente no tuvieron hijos, son candidatas a padecer cáncer de mama, explica Santana.

“Tienes también que el uso de estrógenos, anticonceptivos orales y hormonas por más de dos años son factores de riesgo en el tiempo. Y hay otros factores menores como el cigarrillo, el alcohol, la obesidad y la dieta rica en grasa que últimamente inciden pero no son causa única. Se habla, además, del efecto de las radiaciones”.

Plántele cara al  01 cáncer de mama
El cirujano oncólogo Bernardo Santana recuerda que la mayoría de los cánceres hereditarios de mama ocurre debido a una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2, “genes que actúan fundamentalmente como supresores tumorales, bloqueando el desarrollo de cáncer en condiciones normales”.

“Las personas que poseen mutaciones en estos genes tienen entre 56 y 85 por ciento de riesgo de desarrollar cáncer de mama para cuando alcancen los 70 años, mientras que el riesgo en la población general es de 8 y 10%”, explica Santana.

Se estima, indica el jefe de Cirugía del Centro Médico UCE, que entre el 15 y el 20 por ciento de los más de 500 casos de cánceres de mama detectados en el país anualmente son hereditarios.

“Ese grupo es importante. Ese grupo que desarrolla cáncer a temprana edad, debajo de los 40 o 30 años, en cuyas familias se han registrado cánceres de colon, tiroides o endometrio (estos cánceres son primos), es de interés porque presenta trastornos internos de cromosomas”.

Estudios y análisis
¿Qué hacer si existe la posibilidad de padecer la enfermedad?

Para saber si este cáncer está presente en la familia debe considerarse toda la historia familiar, incluyendo la línea paterna, y recurrir a la medicina preventiva, aconseja Santana.

“La prevención es el punto inicial para hablar de una enfermedad. Se hereda, sí, pero el cáncer es prevenible. La tendencia de la Oncología en este tiempo es prevenir intraútero, porque como los genes son los responsables de las enfermedades, muchas de ellas se van a manifestar debido a alteraciones en esos genes. Ya de plano se está dando seguimiento a líneas familiares y uno sabe que si esta gente puede tener un porcentaje de posibilidades de alteración, se le hace una investigación específica”.

Santana se refiere a un análisis nuevo que permite conocer los riesgos de haber heredado el llamado “síndrome de cáncer mama”.

“Este análisis consiste en que el BRCA identifica a aquellas personas que podrían estar en riesgo de desarrollar cáncer de mama hereditario. También las personas con antecedentes familiares de cáncer de mama sabrían si son portadores de una mutación que podría ser transmitida a sus hijos”.

Esta prueba no dice si una persona tiene cáncer, explica, sino que busca las alteraciones (mutaciones) genéticas identificadas como responsables de la gran mayoría de los cánceres hereditarios de mama y, por tanto, permite tomar medidas preventivas antes de desarrollar el cáncer.

Según Santana, los resultados anormales en estos genes pueden incrementar ligeramente el riesgo de desarrollar otro tipo de cáncer como el de piel o del tracto digestivo tanto en el hombre como en la mujer.

Aunque se trata de un test muy sencillo que se realiza a partir de una muestra de sangre o saliva, su costo es elevado.

“En el país se está realizando ahora mismo en 2,000 dólares (enviados a analizar a Alemania), y en Estados Unidos está costando 4,000 dólares”, indica Santana.

Cirugía preventiva
Santana expresa que la prevención del cáncer de mama incluye un programa de monitoreo frecuente recomendado por las organizaciones profesionales médicas. Entre estas recomendaciones figuran los autoexámenes mensuales de los senos a partir de los 18 años de edad; exámenes semi-anuales clínicos de mama a partir de los 25 años y mamografías anuales (o imágenes por resonancia magnética) a partir de los 25 años, basados en la edad de inicio del cáncer más temprano en la familia.

“Lo que busca el médico exactamente es cogerlo temprano si se presenta y curarlo. Es una doble responsabilidad: evitarlo hasta cierto punto, pero si aparece, cogerlo temprano”, dice Santana.

Ahora bien, indica, “pacientes con una posibilidad de 30 por ciento de desarrollar cáncer de mama, con 30 o 40 años y que saben que eso va a ocurrir pronto, optan a veces por evitar la enfermedad y te dicen: Evítame todas esas cosas y resuélveme, quítame los dos senos”.

Esta cirugía en la que se extirpan los senos, conocida como mastectomía bilateral profiláctica o mastectomía preventiva, ofrece a la paciente una protección de un 97%.

“Es una operación vieja de prevención que recientemente se ha puesto de moda porque se la practicó la actriz Angelina Jolie”, sostiene Santana, y agrega que en esta, como en todos los tratamientos médicos, debe primar la ética profesional.

“No es una decisión que se tome a la ligera. Son casos selectivos y clasificados los que optan para esa reconstrucción. Lo importante ahora es que tomemos este pequeño grupo y comencemos a pensar que el cáncer de mama tiene una condición heredable y comencemos a buscar soluciones, porque es prevenible y es curable”.

Bernardo Santana
“Hay que trabajar la prevención del cáncer de mama. Pero el Estado no tiene una cadena de prevención ni los seguros médicos tienen una cuña de prevención.

Síndrome hereditario
Alerta. La atención y la tipificación son de rigor en pacientes con riesgo de un 25 a un 30% de padecer cáncer de mama, explica Bernardo Santana.

El análisis de los genes BRCA 1 y 2 es un estudio más específico para prevenir el cáncer de mama.

(+)
CIRUGÍA CONSERVADORA

Una vez se le diagnostica al paciente un problema de mama, posiblemente maligno, este debe preguntar al doctor cuáles son sus posibilidades y qué debe hacer.

“El médico debe hacerle conciencia ampliamente a su paciente de que esta no es una enfermedad necesariamente mortal. Debe decirle que es una enfermedad curable -si lo es- y en qué porcentaje, ya que tiene que expresarse en función de etapas clínicas”, sugiere Santana.

Una opción para tratar el cáncer en etapas tempranas es la mastectomía parcial o la extirpación de un segmento de la mama.

“En etapa 1 e incluso en la 2, un poco más avanzada, podemos hacer cirugías parciales y disección de los ganglios, manteniendo la paciente su seno. Solamente quitamos el seno completo en pacientes que reúnen las condiciones para ello. Si hacemos medicina preventiva vamos a encontrar pacientes en etapas uno y dos que son candidatos a no retirarles el seno. Por eso es importante la prevención, porque si los recibes en etapas tres y cuatro ya no podremos hacer nada preventivo y tendremos que quitar el seno completo; el futuro del paciente será más corto y quizá la muerte será inminente”.

Lamentablemente, indica, del 65 al 70% de los pacientes que llegan al Instituto de Oncología tienen cáncer avanzado.

Y agrega: “Por eso vaya a su médico temprano, hágase la mamografía y su examen médico para caer en el pequeño grupo de los que necesitan cirugías parciales. El concepto ‘prevención a tiempo’ te puede mantener tu mama y tu corazón. El cáncer de mama es prevenible y curable sobre un 50 por ciento de todos los casos sólo con cirugía. Y recuerde que tampoco hay que irse fuera para recibir los tratamientos. El país cuenta con las condiciones para tratar el cáncer de mama igual que en los Estados Unidos”.

Fuente. Listin Diario.

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

Verificación * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.